Categorías
Bienestar y Salud

El bienestar personal depende de la calidad del sueño

Una persona necesita dormir diariamente para rendir en sus actividades y para llevar un estilo de vida saludable, sin embargo las rutinas de ahora hacen que la calidad del sueño se tambalee cada vez más, pero no debemos perder de vista que no solo el tiempo que pasemos durmiendo es importante sino también la calidad de este. Un dato significativo según la Sociedad Española de Neurología, es que entre un 20 y un 48% de la población adulta en nuestro país sufre en algún momento de su vida dificultades para iniciar o mantener el sueño.

Otro factor que acrecienta la pérdida del sueño es la eclosión de las nuevas tecnologías; una investigación realizada en Noruega señala que “los adolescentes son especialmente vulnerables a consecuencias negativas a la hora de dormir debido al sobre uso de aparatos tecnológicos. En una encuesta realizada a casi diez mil niños y niñas entre 16 y 19 años, se reveló que el uso de estos aparatos se corresponde con peores hábitos de dormir”, según publica el Instituto del Sueño.  Además estos tienen menor probabilidad de dormir el tiempo necesario ya que crea una rutina conversacional y hace que la persona permanezca en estado de atención o alerta.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

No descansar lo suficiente puede tener efectos negativos en la salud, al igual que pasaría si no llevamos una alimentación saludable, por lo que sueño y alimentación son uno el complemento del otro para alcanzar un buen nivel de vida sana.  La falta de sueño puede afectar a la persona de distinta forma, teniendo siempre consecuencias desfavorables en cuerpo y mente:  dolor corporal, mareos, cansancio al día siguiente, pérdida de concentración e incluso sentirnos más irritables a todo lo que sucede a nuestro alrededor, sin olvidar que el mal sueño favorece el desarrollo de enfermedades.

¿Cómo podemos medir que nuestro sueño es de calidad? Lo primero que debemos considerar es dormir un mínimo de ocho horas diarias,  aunque dependiendo de la persona algunos necesitan más y otros necesitan menos, pero se debe dormir de forma continua y sin fragmentación a lo largo de la noche.  Además los expertos recomiendan utilizar la cama solo para dormir y no para otras actividades como ver la televisión, ya que esto nos puede distorsionar el sueño. Se considera que se ha alcanzado ese sueño profundo en la tercera y cuarta fase del sueño ahí comienza ese estado profundo donde la frecuencia respiratoria y cardiaca son regulares y muy lentas, la actividad del cerebro también lo es mientras que los ojos se mueven y los músculos están muy relajados.

Consejos para dormir bien: 

– Evitar el alcohol y los estimulantes por la noche

– Mantener unos horarios estables

– Practicar deporte antes de las 19h

– No cenar alimentos pesados

– Tener unas condiciones favorables en la cama

El sueño debe así ocupar en nuestro día a día el lugar y el tiempo que se merece, como una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales. 

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyado al comercio local a través de aquellos negocios que promueven la sostenibilidad por medio de sus productos y servicios.  Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.

Categorías
Alimentación Saludable

El agua, motor de nuestro organismo

La vida no sería posible sin agua, es más, nuestro propio cuerpo no sobreviviría sin agua apenas unos tres o cinco días, mientras que sin comer podríamos aguantar semanas. El agua es el principal componente del cuerpo humano, en torno al 60% del cuerpo de los hombres y el 50% de las mujeres están constituido por agua, sin embargo la capacidad para almacenar agua en nuestro organismo es muy limitada por eso se necesita su consumo diario. No podemos olvidar tampoco que nuestro cerebro y los músculos son casi un 75% agua.

¿Por qué es tan necesaria para una vida saludable? Es el motor de nuestro cuerpo y resulta imprescindible para el funcionamiento normal del  organismo por lo que tiene importante beneficios para la salud, sin embargo algo tan sencillo y gratuito en muchas partes del mundo como tomar agua no se considera de valor. Una práctica recomendada por los médicos es beber un vaso de agua por la mañana, esto nos ayuda a eliminar toxinas y pone en funcionamiento nuestro aparato digestivo. Un vaso de agua antes de cada comida tiene también importantes beneficios: ayuda a perder peso (según un estudio de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) publicado en la revista ‘Obesity’), promueve la correcta hidratación del organismo y mejora la digestión.  Por último, un vaso de agua antes de acostarnos evita infartos, derrames cerebrales y calambres en las piernas, además ayuda a los riñones a que limpien durante la noche. A su vez, el consumo diario de agua es más estricto en niños, personas mayores, mujeres embarazadas, aquellas que están haciendo lactancia materna y las personas que padezcan enfermedades cardiovasculares ya que reciben tratamientos diuréticos que favorecen la pérdida de agua.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

El cuerpo es sabio y lanza las señales luminosas cuando detecta que existe falta de agua para el correcto funcionamiento. Es más, es importante recordar que si llegamos a tener sed es que ya hemos llegado tarde. Dentro de todas estos indicativos destacamos los más comunes y que quizás no les hayas prestado atención:

Estreñimiento. Deshidratación leve: ¿factor de riesgo de estreñimiento?, publicado por el European Journal of Clinical Nutrition, advierte que la escasa ingesta de agua o la pérdida excesiva de líquidos y electrolitos en adultos y ancianos reducen el agua contenida en las heces y por tanto provocan estreñimiento.

Fatiga o cansancio. Un vaso de agua puede proporcionar la energía que necesitamos.

Dolor de cabeza. En muchas ocasiones se desconoce su origen y recurrimos a medicamentos antes incluso que beber agua, pero lo cierto es que el dolor de cabeza está directamente relacionado con la deshidratación.

– La piel seca. La piel sigue siendo un marcador silencioso de la deshidratación, no importa cuanta crema hidratante utilicemos si no bebemos el agua suficiente.

Los expertos recomiendan al menos dos litros de agua al día y insisten en que no todo lo que es líquido nos proporciona una hidratación adecuada, como es el caso de los refrescos que contienen exceso de azúcares añadidas. Además una alimentación saludable debe ayudarnos a complementar esos niveles de agua, por eso es importante el consumo de frutas, verduras y hortalizas.

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyado al comercio local a través de aquellos negocios que promueven la sostenibilidad por medio de sus productos y servicios.  Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.