Categorías
Alimentación Saludable

Prevención de enfermedades con dos dientes de ajo al día

La fitoterapia es una disciplina que estudia la utilización de las plantas medicinales y sus derivados con finalidad terapéutica. Existe una estrecha relación entre la alimentación y prevención de enfermedades, dos aspectos que indudablemente van de la mano. Uno de estos productos naturales es el ajo; un alimento muy preventivo desde el punto de vista cardiovascular, además de ayudar siempre a la prevención de infecciones de distintos órganos, aunque no se debe confundir con la ingesta de este alimento para ayudar a tratar infecciones ya detectadas.

Cuando se habla del consumo de ciertos alimentos beneficiosos para nuestra salud no hay que pensar en una alimentación diferente a la que podemos tener en el día a día. El consumo de ajo de forma regular, es decir, aproximadamente cuatro o cinco gramos al día – que es el equivalente a un diente y medio de ajo – es más que suficiente para adoptar en nuestro organismo sus efectos positivos.

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Son tantos los beneficios que alberga este alimento que incluso hay estudios recientes que intentan demostrar si el ajo ayuda a la prevención de algunos tipos de tumores, sobre todo de tumores digestivos. El Dr. Juan Carlos Ruiz de La Roja, experto en fitoterapia, nos ayuda a enumerar estos efectos positivos del ajo:

BENEFICIOS MÁS IMPORTANTES DEL AJO: 

– Ayuda a la disminución de los triglicéridos, que es otro tipo de grasa.  Además, si estos aumentan en la sangre son muy perjudiciales para la salud.

Aumento de HDL, que es el colesterol bueno. Existen dos tipos de colesteroles: el malo y el bueno. El ajo baja el colesterol malo que es el que se pega a las arterias y produce los infartos. En el otro lado aumenta el colesterol bueno que es el que protege el corazón.

– Al bajar el colesterol lo que hace es  también evita la formación de la arteriosclerosis de los vasos sanguíneos, esto significa que mejora al circulación sanguínea. 

– Otra característica muy interesante y que tiene que tener en cuenta los pacientes es que el ajo es un antiagregante plaquetario, es decir, ayuda a prevenir las trombosis (formación de coágulos). 

– Ayuda a bajar la tensión arterial. Por eso es recomendable para la gente con la tensión arterial alta, ya que el ajo tiene bajo contenido en sodio.

– Desde el punto de vista tópico desarrolla una actividad antimicrobiana. Hay estudios donde se refleja que, por vía tópica, puede evitar las infecciones en la piel. 

– Es un producto que puede ayudar a aumentar la inmunidad, esto significa que aumentan las defensas y nos ayuda a prevenir algún tipo de infecciones en los órganos: las otitis, infecciones intestinales o incluso infecciones respiratorias. 

– Tiene un efecto antioxidante, con lo cual puede ayudar al envejecimiento celular.

Repelente para los mosquitos.

CONSEJOS

– Si una persona se va a operar debe evitar el consumo de ajo siete días antes. Licua la sangre hasta el punto que crea un efecto como puede ser el de una aspirina, llamado efecto antiagregante.

– Las mujeres que están dando de mamar al niño no pueden tomarlo porque sino la leche materna adquiere un sabor desagradable. 

¿Qué pasa con el consumo de ajo negro?

El ajo negro se diferencia del ajo crudo en que el primero está sometido a una temperatura de 140º al horno. Este se  trata y después se fermenta durante cuarenta días, de tal forma que así los componentes picantes que tiene el ajo se convierten en compuestos fenólicos y no pican tanto, de ahí su sabor dulce. 

En BeLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.