Categorías
Alimentación Saludable

Por qué comer ensaladas en invierno y verano

Comer ensaladas en invierno y verano resulta saludable, porque permite combinar distintos grupos de alimentos, creando platos variados, coloridos y llenos de sabor. 

Y comer ensaladas todos los días puede ser uno de los hábitos alimenticios más saludables. Por más completos que resulten algunos alimentos, ninguno es capaz de aportar tantos nutrientes.

La versatilidad de las ensaladas permite reunir proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y oligoelementos en las cantidades que el cuerpo necesita a diario. Y, con un poco de creatividad, podemos lograr que los niños coman de todo. 

👆 Antes de seguir:

Suscríbete a nuestra Newsletter para informarte sobre alimentación, hogar, moda sostenible y bienestar.

Sé parte del cambio. 🌎

Es posible que al hablar de ensaladas nos imaginemos solamente las más comunes, de lechuga, tomate, cebolla y poco más. Pero la realidad es que una ensalada resulta de la combinación creativa e inteligente de los distintos grupos de alimentos. 

Por esa razón, podemos hablar de ensaladas frías y ensaladas calientes y hacer de este plato un hábito saludable tanto en invierno como en verano.

Cuáles son las ensaladas con combinaciones más saludables

Lejos de la clásica ensalada de vegetales verdes, diría que podríamos hablar de la combinación de elementos base, complementos y aliño. Poniendo un poco de imaginación podemos crear ensaladas tentadoras para invierno y verano.

1 – Alimentos de base

Como alimentos base podemos elegir carbohidratos y proteínas magras como los que aportan las patatas, pastas, cereales como el arroz o el maíz, o legumbres como las judías verdes, habas, garbanzos, guisantes, lentejas… 

2 – Complementos

Pueden ser vegetales de hoja como la lechuga, endivias, rúcula, espinaca, escarola, canónigos…

Frutas como el tomate, melón, aguacate, plátano, o melocotón que aunque parezca extraño combinan muy bien tanto en ensaladas frías como calientes.

Raíces, como el nabo, zanahoria, rábano…

Flores como brócoli, coliflor, corazones de alcachofas…

Semillas como girasol, calabaza, chía, sésamo, nueces, quinoa, cacahuetes…

3 – El aliño

El aceite de oliva es un protagonista indiscutible. El oro verde, como se lo conoce en España, previene las enfermedades cardiovasculares, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo e incrementa la vasodilatación arterial. Además ¡realza el sabor de cualquier ensalada fría!

La salsa de soja es una buena compañía de las ensaladas frías, pero más de las calientes. El clásico vinagre, el aceto balsámico o el limón, realzan los sabores y acompañan muy bien al aceite de oliva. El yogurt con especias puede reemplazar muy bien a la nata, con menos calorías y grasas, y servir de aliño para pastas o patatas. 

Las salsas preparadas suelen agregar muchas calorías a un plato tan saludable como una ensalada. Por lo que es preferible reemplazarlas por aliños sencillos, poco grasos y a la vez sabrosos.

La Asociación Española contra el Cáncer asegura que “una dieta rica en frutas y pobre en grasas, así como evitar la obesidad y realizar ejercicio físico, pueden proteger frente a determinados cánceres”.

Al incluir ensaladas en invierno y verano a nuestro menú diario, nos aseguramos de aportar a nuestro cuerpo, vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, fibra y grasas saludables. 

Beneficios nutricionales de las ensaladas

  • Por su aporte completo de nutrientes pueden ayudar a prolongar la sensación de saciedad, reduciendo la ingesta diaria de alimentos, lo que ayuda a bajar de peso.
  • Proporcionan mucha fibra, vitaminas y minerales sin grasa.
  • Los frutos secos, aguacate, semillas y aceite de oliva añaden pequeñas cantidades de grasas saludables para el corazón. 
  • Comer más frutas y vegetales reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión u obesidad
  • El potasio contenido en ciertas frutas puede ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar osteoporosis o cálculos renales. 
  • Ayudan a controlar calorías, lo que contribuye a bajar de peso. 

Recuerda elegir preferentemente frutas y vegetales de estación ya que contienen lo que tu cuerpo necesita. Los vegetales o frutas envasadas llevan conservantes que agregan toxinas al cuerpo.

Siempre encontrarás la mejor opción en alimentos frescos en el mercado de tu barrio. Así podrás preguntar a los comerciantes cuál es el origen y la forma de cultivo y realizar compras conscientes.

En BeloLocal Life apostamos por un mejor estilo de vida, apoyando el negocio local, que promueve la sostenibilidad a través de sus productos y servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *